Inicio
  Aperitivos
  Arroz
  Carnes
  Cremas y Sopas
  Entradas y Ensaladas
  Fiambres
  Helados
  Huevos
  Jugos
  Legumbres
  Mantequillas
  Masas y Pastas
  Pescados y Mariscos
  Postres
  Tragos y Aperitivos
  Verduras
  Comida China
  Comida Española
  Comida Japonesa
  Comida Mexicana
  Comida a la Chilena
  Conservas Caseras
  Datos Prácticos
  Día de Halloween
  Dulces de Navidad
  Espacio Dulce
  Hora del Té
  Menú Año Nuevo
  Menú Navideño
  Menú para Invitados
  Mermeladas y Dulces
  Pascua para Niños
  Platos Verdes
  Recetas Afrodisiacas
  Recetas para Mamá
  Semana Santa

 

La mayoría de las plantas medicinales que se emplean crecen en forma silvestre. Al momento de recolectarlas tenemos que tener en cuenta que estén sanas, que no hayan tenido contacto con insecticidas, que estén retiradas de carreteras y lejos de desagües (como basura o aguas hervidas). Lo preferible sería cosecharlas en forma casera.
Las recomendaciones dadas para utilizar las hierbas no pueden sustituir la consulta a un médico.

 

 

Hierbas

Angelica

Se puede tomar en infusión (contra la indigestión) o en tintura (una cucharadita tres veces al día en infecciones de las vías respiratorias bajas). Contiene aceites volátiles, algo de vitaminas A y B, y taninos. En medicina natural se utilizan sus raíces desecadas para enfermedades hepáticas, artritis, y como estimulante suave. La angélica americana (angélica atropurpúrea) es eficaz contra los gases y el ardor de estómago. La angélica china picante (Dan gui) alivia los dolores menstruales, y los chinos la utilizan para combatir la anemia.
Esta planta es buena para problemas digestivos, infecciones de la vías respiratorias bajas, artritis y anemia.
Tómela escarchada, como adorno en bizcochos, o como infusión.
Los diabéticos deben evitarla, pues eleva los niveles de azúcar en la sangre.

Remedios caseros: ponga unas cuantas hojas de angélica en el agua del baño para aliviar dolores en las articulaciones.

Albahaca

La albahaca disminuye la flatulencia, es digestiva, y sus propiedades antisépticas combaten el acné. Tiene un ligero efecto sedante, y es muy buen remedio contra el insomnio.


Remedio casero: corte en trocitos tres o cuatro hojas de albahaca y añádalas a un sándwich de lechuga y tomate para conseguir un efecto sedante natural.

Borraja

Crece en terrenos arenosos. Su altura aproximada es de medio metro, siendo su tallo hueco y velloso. Sus hojas son ásperas, gruesas, alargadas y provistas de pelos en abundancia. Florece durante toda la primavera. Su recolección se puede realizar durante toda la primavera, a medida que se abren sus flores. Se seca a la sombra.
La borraja disminuye la fiebre, estimula los riñones y alivia los problemas de las vías respiratorias bajas. La parte empleada son sus flores y hojas.

Remedios caseros: cocimiento de una cucharadita sopera por taza. En los casos agudos una taza cada dos horas, en los demás, cuatro tazas por día. Tómese caliente.
En caso de piel seca, cúbrase la cabeza con una toalla sobre un recipiente con 2 litros y cuarto de agua hirviendo con un par de puñados de hojas de borraja. Exponga la cara al vapor durante 8 a 10 minutos, y aclárela con agua fresca.

Cebollino
Esta planta comparte muchas de las propiedades curativas del ajo y la cebolla.
Usado como sazonador en la comida, el cebollino no debe añadirse hasta el último momento, pues de lo contrario se perdería su aroma. Ejerce una acción antiséptica, y tanto su olor como su sabor mejoran el apetito y estimulan la secreción de los jugos gástricos.
Cilantro
Del cilantro se puede usar tanto sus semillas como sus hojas, aunque los sabores son muy diferentes. Esta planta aromática es una las más alimenticias. Sus hojas se utilizan como los platos en base a curry.
Su uso es muy beneficioso para la digestión, potencia sexual masculina y estrés.
Tómela en platos en base a curry, salsas y ensaladas.

Remedios caseros: una infusión de una cucharadita de hojas de cilantro en una taza de agua hirviendo es beneficiosa para los gases, el síndrome de vejiga irritable y el estrés.
Una cucharadita de semillas molidas y tostadas en un vaso de agua tibia es buena para hacer gárgaras en caso de úlceras bucales.

Eneldo
Es muy eficaz para aliviar la gripe, flatulencias y dolor de estómago.
Hinojo
Crece espontáneamente en prados y jardines y se conoce fácilmente por el agradable y exquisito olor que desprende. Su recolección se realiza una vez que ha terminado la floración y producido sus frutos.
La parte empleada son de preferencia las semillas o frutos; también las hojas y raíces. Es muy eficaz para las flatulencias, estimula el hígado y favorece la digestión. Activa la producción de la leche durante la lactancia.


Remedios caseros: al interior, una cucharadita de semillas por taza de infusión, dos o tres al día. Sus semillas en exceso resultan tóxicas; no se debe sobrepasar la dosis recomendada.

Laurel

Sus hojas son muy valoradas por las propiedades antisépticas y digestivas que posee, pues ayudan a expulsar los gases y calmar los espasmos intestinales. Contiene los aceites volátiles genaniol, cíñelo y eugeniol. Con la comida, estimula la producción de jugos gástricos y la absorción de nutrientes. Añádalo a sopas y estofados.
Las hojas de laurel son beneficiosas para personas convalecientes de enfermedades graves, especialmente de anorexia nerviosa. Su aceite esencial produce reacciones alérgicas, y debe usarse muy diluido. Pruébelo en zonas pequeñas de la piel antes de usarlo. No lo ingiera bajo ningún concepto.

Remedios caseros: añada una decocción de hojas de laurel a su baño caliente para aliviar dolores y molestias.

Melisa

También conocida como toronjil, es tan eficaz para calmar la tensión nerviosa como la indigestión ansiógena que con tanta frecuencia la acompaña; también es beneficiosa en el tratamiento de depresiones leves o moderadas, y útil en las enfermedades infantiles.
Use las hojas para hacer una infusión calmante, y disfrute el aroma del citronelal y los demás flavonoides de esta planta. Sus aceites volátiles le dan a la melisa ese maravilloso olor. Esta planta es buena para situaciones de estrés, de modo que se aconseja tomarla en ensaladas o bebida en infusión.

Remedios caseros: un remedio tradicional para las dolorosas hinchazones producidas por la gota consiste en una compresa empapada en una infusión tibia de melisa o toronjil aplicada a la zona inflamada.
Las hojas de esta planta también se pueden usar en caso de picaduras o mordeduras de insectos.

Menta

Contiene los aceites mentol, mentona, acetato de metil y divesos flavonoides. Alcanza hasta medio metro de altura; tiene las hojas finamente dentadas y sus flores, que se abren durante el verano, se agrupan en forma de espiga en la extremidad de los tallos.
Su recolección se recomienda realizarla poco antes o a principios de la floración. Conviene desecarla rápidamente y con cuidado, evitando el exceso de ventilación.
La parte que se emplea suelen ser sus hojas, idealmente frescas. Si son secas, es recomendable usar las más aromáticas.
Calmante para el estómago, es útil en el síndrome de vejiga irritable y espasmos de los músculos del intestino y colón.
Se puede usar también para dolores de cabeza, en especial por tensión nerviosa.
Indicaciones: digestiones lentas; catarros del estómago y del intestino, inflamaciones del hígado y de la vesícula de la bilis. Contra el mareo y los gases intestinales, útil en quemaduras.

Remedios caseros: En infusión de una cucharadita por taza.
Algunas personas pueden ser alérgicas al contacto con aceite de menta; haga siempre una prueba antes en una pequeña superficie de la piel. No utilizar con niños.
Cinco gotas de aceite de menta, diluidas en 25 ml. de aceite de semillas de uva, son un producto excelente para masajear los músculos cansados y, aplicando en masajes en las sienes, alivia los dolores de cabeza.

Manzanilla
Crece en los terrenos secos y pantanosos, en los sitios montañosos y al pie de los caminos. Sus tallos alcanzan una altura máxima de treinta centímetros; tiene las hojas finalmente recortadas y las flores, blancas y amarillas, surgen en las extremidades de los tallos. Su recolección se realiza durante la floración de la planta.
La parte empleada son sus flores.
Se puede utilizar para el insomnio, indigestión ansiógena incluso la excitación nerviosa se puede tratar eficazmente con esta hierba sedante.
Además resulta muy útil en las hinchazones, dolor de estómago e incluso, bien diluida, en cólicos de los niños. Tiene también acción antiinflamatoria, útil en caso de dolores articulatorios y menstruales.
Beneficiosa para los nervios, la digestión y los problemas cutáneos.

Remedios caseros: tómela en infusiones.
Tres bolsitas de manzanilla para infusión en un baño caliente alivian el terrible picor del eccema.
Una infusión de manzanilla bien cargada puede usarse como colutorio bucal para disminuir las inflamaciones bucales. En inhalaciones, la manzanilla alivia el catarro nasal.

Maiz
La parte empleada son los cabellos. Son diuréticos, y un desinfectante suave de las vías urinarias.
Ayudan contra la insuficiencia renal, cuando éstos no filtran suficientemente la sangre que llega a ellos. Su uso adecuado puede duplicar la cantidad de orina. Su consumo no implica riesgos.
De uso interno, se recomienda el cocimiento de una cucharada de cabellos por taza. Tres o más al día, convenientemente espaciadas.
Las cataplasmas de harina de maíz constituyen un buen emoliente.
Malva
Crece en jardines y en toda clase de terrenos. Siempre se extiende y multiplica si no se la destruye. La parte empleada son las flores, hojas y raíces.
Sus propiedades son ser expectorante, emoliente y calmante.
Se indican para catarros de la garganta o de los bronquios anginas, catarros agudos del estómago, inflamación o catarro de la vejiga.
En enjuagues, contra las irritaciones de la boca, encías, garganta, amígdalas, etc.
Adecuadas para enemas en la inflamación del intestino grueso. Las flores y hojas hervidas y escurridas, se aplican algo calientes sobre las almorranas externas.
Nogal
Este árbol procede del mediano oriente y se ha aclimatado fuertemente en nuestra latitud. La parte empleada son las hojas, corteza verde de los frutos y yemas.
Propiedades: astringente, antiparasitario, tónico y depurativo.
Sirve para las úlceras de la piel, eccemas y úlcera del cuero cabelludo, en irrigaciones vaginales, para el flujo blanco simple; para los sabañones y para inflamaciones y úlceras de la boca y de la garganta. La corteza verde de los frutos es útil contra los gusanos intestinales.
La corteza del árbol y las yemas combaten las perturbaciones del hígado, las erupciones de la piel (lavados, compresas, etc.) y la caída del cabello.
Uso: las hojas en infusión; la corteza y las yemas en cocimiento. Una cucharadita por taza. Tres o cuatro por día.
Para uso externo, cocimiento de 10 a 20 minutos. Seis cucharadas por litro. Las preparaciones consisten generalmente en extraer de las plantas sus principios curativos. Los métodos más apropiados son los siguientes.

Por el calor pasajero, infusión: En caso de calor algo más prolongado, cocimiento o decocción. Por remojo en agua fría, maceración.
Infusión: se ponen las plantas remojadas o desmenuzadas en un recipiente adecuado y que no se pueda romper por la acción del agua hirviendo. Sobre ellas se vierte agua hirviendo en cantidad proporcionada, e inmediatamente se les tapa bien, dejando en reposo durante unos 10 minutos. Después se pasa por un colador y queda terminada la preparación de la infusión.

Cocimiento o decocción: deben usarse sólo las partes más duras de las plantas (troncos gruesos, raíces, cortezas, semillas, etc.)
En un recipiente adecuado (una olla o un pote) se pone la cantidad de agua apropiada y se agregan las plantas convenientemente desmenuzadas. Se pone todo junto en frío al fuego lento y se deja hasta que haya hervido durante un minuto. Transcurrido este tiempo, se aparta del fuego, y se deja tapado para que repose durante diez minutos más. Y finalmente, se pasa el cocimiento por un colador.

Esto es especialmente interesante en aquellas plantas que son ricas en vitaminas sensibles a éste. Conviene siempre usar agua hervida fría, pues de este modo la maceración se conserva más tiempo. Con las debidas precauciones (recipiente limpio, agua hervida, planta limpia, lugar fresco y libre de acceso de polvo) se pueden conservar las maceraciones veinticuatro horas en verano y hasta cuarenta y ocho en invierno.
Para facilitar el paso de los elementos medicinales de la planta al agua, es necesario desmenuzar debidamente en el momento de poner en remojo.
Se dejan reposar cerca de 6 a 12 horas. Para las partes blandas, hojas, flores, etc., bastan 6 horas, y para las más duras (raíces y semillas), de 12 a 18 horas y aún más. Después se pasa por un colador, como se hace con las otras preparaciones.

Oregano
Esta planta ejerce una poderosa acción antiséptica y es muy efectiva en el tratamiento de todos los problemas respiratorios, tos, bronquitis e incluso asma. Una infusión de orégano es un remedio instantáneo contra la ansiedad y el nerviosismo. Con un poco de miel, constituye una bebida relajante perfecta para beber antes de irse a la cama en caso de insomnio. Masticar una hoja o dos puede ayudar aliviar el dolor de muelas.

Perejil
Es rico en vitaminas A y C, hierro, calcio y potasio. Usado como diurético, es también un poderoso antioxidante. Al eliminar el ácido úrico, es útil para el reumatismo y la gota.
Su infusión en un diurético natural y suave; tome un vaso cada tres horas. Las semillas también son diuréticas y pueden usarse igual que las de apio.
Tómelo en ensaladas o con verduras, o en infusión.
Las dosis altas de semillas de perejil pueden ser toxicas; evítelas si padece enfermedades renales o está embarazada.
Romero
Esta planta produce tallos abundantes y hojas numerosas y muy pequeñas. Florece durante toda la primavera y verano. Desprende un aroma agradable, que se aprovecha para perfumes, y champúes herbáceos por ser tónico y refrescante.
Su recolección se realiza en primavera y verano.
Dentro de sus propiedades destaca que estimula el trabajo del estómago y del hígado. Estimulante de los nervios. Favorece la menstruación.
Indicaciones: se puede tomar cuando tenga falta de apetito debido a debilidad del estómago.
Recomendable para debilidad general y nerviosa, cansancio cerebral, gases intestinales, congestión del hígado, retraso menstruales y menstruaciones escasas y dolorosas.

Remedios caseros: En infusión media cucharadita por taza; dos o tres por día, al exterior, la misma infusión para fortalecer el pelo, al exterior, en tintura contra golpes y dolores.

Salvia
Crece en todas partes, pero prefiere los terrenos secos y ligeros. Si se quiere cultivar en huertos y jardines debe regarse con moderación y sólo durante las grandes sequías.
Su recolección se realiza en la fase de la floración (de flores blancas, azules o rosadas) que suele producirse durante toda la primavera. Se deja secar al calor natural y luego se conserva en un sitio seco. Se emplea planta entera.
La salvia estimula la producción de bilis y mejora la digestión de grasas. Es antiséptica y antiinflamatoria. En medicina natural se usa para problemas menstruales, sudoración e infecciones de las vías respiratorias.
Tomillo
Alcanza una altura de unos 25 centímetros. Su recolección se realiza a principios de otoño. Esta planta se usa en infusión y como condimento culinario.
También es buena para cólicos intestinales y de la matriz, fermentaciones intestinales, infecciones digestivas, infecciones urinarias, dolores de nervios.
Su uso puede ser al interior, en cocimiento (2 minutos) de una cucharadita por taza.
Al exterior, cocimiento prolongado (unos 15 minutos) de una cucharada sopera por taza; indicada para lavar heridas y úlceras. Por cada enema de medio litro, se pondrán dos cucharadas.
Tilo
Crece espontáneo en toda la zona sur y oriente del país y alcanza con frecuencia hasta veinte metros de altura. Su recolección se realiza en el mes de junio y principios de julio. La parte empleada son sus flores desecadas y convenientemente conservadas. Sus propiedades son sudoríficas, diurética y expectorante; tónica y calmante de los nervios.
Sus indicaciones: catarros respiratorios, fiebres, ya que hace sudar e intensifica la actividad de los riñones. Conviene en la nerviosidad y en los trastornos digestivos circulatorios, que tienen por base la alteración de los nervios correspondientes. Facilita la digestión
Su uso al interior, en infusión de una cucharada por taza. Tres o cuatro al día, o más si se usa como sudorífico.
Ruda

Crece en todo el centro y sur de Chile. Su recolección se realiza antes de que comience su floración.
Se emplea la planta florida y fresca, pues seca es poco eficaz.
Propiedades: actúa sobre los nervios, los calambres y las hemorragias.
Tiene indicaciones para uso en estado de nerviosidad, cólicos y calambres de la matriz, opresión nerviosa del corazón, cólicos del intestino, dolores nerviosos en general, mareos, etc. Al exterior, en compresas, sobre úlceras, y contusiones.
Uso: al interior en infusión de 5 gramos de planta por litro de agua o 2 a 3 tacitas al día. No pasar de esta dosis. Para uso externo, infusión de 15 gramos por litro. No es conveniente para las mujeres embarazadas

Violeta

Sus hojas, en forma de corazón, y sus flores tempranas, bellas aromáticas, han otorgado a esta planta una gran popularidad.
Su recolección se realiza durante la floración, que se inicia con la primavera y dura algunas semanas. Conviene desecarla rápidamente al abrigo de la ventilación, por lo que se recomienda el empleo del calor artificial (horno).
La parte empleada son sus flores.
Propiedades: diurética, expectorante, sudorífica y calmante de los espasmos.

Indicaciones: catarros de la garganta y de los bronquios, tos de los tubérculos y de la coqueluche (tos felina). Además, activa la expulsión de toxinas por medio del sudor, facilita la expectoración y descongestiona las mucosas.
Uso: al interior, infusión de una cucharadita por taza. Dos o tres al día, o más si se quiere sudar intensamente.

 

 

Especias

Anis

Su aroma y virtudes proceden de sus aceites esenciales anetol y estragol. Las semillas combaten la tos seca y disuelven las mucosidades. La infusión de semillas alivia la flatulencia, abre el apetito y favorece la digestión.
Canela
Esta especia es un estimulante tónico y un antiséptico. Anima el organismo y combate la fatiga y decaimiento que acompañan a la gripe y otras infecciones virales.
Machaque un palito de canela y añádalo a un ponche dulce muy caliente a los primeros síntomas de un resfriado, o si se siente decaído.
Cardamomo
Es útil en todos los problemas digestivos, sobre todo en el caso de las diarreas, cólicos y gases. Las vainas se usan en platos dulces y salados.
Clavo de olor
Es un antiséptico y un estimulante de la circulación. Uno o dos clavos machacados dan vigor a cualquier infusión herbácea.
Mostaza
Las semillas de mostaza contienen sinigna, que se convierte en isociocinato de alilo, que da a la mostaza su sabor, olor y cualidades antiinflamatorias. La mayor parte de su uso medicinal moderno es externo, aunque la mostaza es un diurético y emético (induce el vómito). Aplique con un paño la harina de mostaza con agua en la espalda, para el lumbago y ciática; en el pecho para bronquitis y neumonía, y en cualquier otra parte en caso de neuralgia. Como condimento, estimula los jugos gástricos favoreciendo la digestión.

 


 



Buscar también en ingredientes

Imprimir Agregar a Favoritos (presiona: Ctrl+D si usas Netscape Navigator) Envia esta url a un Amigo Contactanos